Organismo Judicial

Discurso de Toma de Posesión del Presidente del Organismo Judicial y de la Corte Suprema de Justicia Magistrado José Antonio Pineda Barales. 13 de octubre de 2017

Guatemala actualmente está atravesando un momento complejo en el ámbito político y social, lo cual requiere la suma de esfuerzos por parte de los diferentes actores que conforman la sociedad guatemalteca; esto con la finalidad de consolidar la unidad nacional y la consecución de los grandes objetivos que tenemos como país. ¿Cuáles son estos grandes objetivos?: lograr un desarrollo integral de toda la población, a través de lograr el bien común; que todas y todos los guatemaltecos, tengamos lo que necesitamos, lo que merecemos, y lo que nos pertenece.

Como país debemos afrontar grandes problemas estructurales, esos problemas estructurales que nos afectan como Nación, tales como: los índices de pobreza; la desigualdad social; la exclusión; la corrupción; y la impunidad, por lo cual, es determinante el fortalecimiento de todas las instituciones del Estado, para que esto vaya desapareciendo. El papel protagónico del Organismo Judicial es la prestación de un servicio de justicia, esta justicia debe impartirse de manera independiente, de manera imparcial, y sobre todo, de manera objetiva, garantizando su acceso a toda la población guatemalteca, no olvidando que se debe juzgar sin favorecer al rico, y sin menospreciar al pobre.

En este sentido, quiero agradecer a Dios, por permitirme el privilegio de representar al Organismo Judicial y a la Corte Suprema de Justicia, mediante el ejercicio de la Presidencia en el periodo 2017-2018. Este momento, es de sumo valor y significado para mí en el plano personal y profesional, sin embargo, representa también un fuerte compromiso y responsabilidad con el pueblo de Guatemala, por lo que pido al Todopoderoso me dé sabiduría para enfrentar y desempeñar este cargo con dignidad y solvencia moral.

En este sentido, el día de hoy, se emprende una nueva etapa para el Organismo Judicial y para la Corte Suprema de Justicia, en la cual se dará preeminencia al Plan Estratégico Quinquenal 2016-2020, en concordancia al Plan de Gestión Presidencial.

Mi Plan de Trabajo se divide esencialmente en 4 ejes estratégicos, los cuales son los siguientes:

1. Fortalecimiento jurisdiccional con énfasis en la inclusión social: Es determinante continuar con el impulso del desarrollo jurisdiccional a nivel nacional, tomando en cuenta las características sociales, étnicas, lingüísticas y etarias de nuestro país. En este sentido, se fortalecerán los Órganos Jurisdiccionales de justicia, esa justicia que necesita ser especializada; enfatizando la cobertura en tema de Femicidio, niñez y adolescencia como pilar fundamental del desarrollo.

De igual manera, se dará seguimiento al sistema de apoyo para los grupos en condiciones de vulnerabilidad, tal es el caso de las personas con discapacidad, y haremos énfasis en la multiculturalidad.

La materia de los juzgados de familia, es determinante e imprescindible para el sistema de administración de justicia, ya que ésta constituye una rama esencial para el desarrollo de la familia como la base primigenia de toda sociedad, es por eso que se fortalecerán estos juzgados de familia, para que los niños, para que las señoras, puedan gozar y disponer de todos aquellos bienes que permitan una familia saludable, y que permitan también, una familia unida para evitar problemas posteriores.

De igual manera, quiero impulsar ese trabajo hermoso que está haciendo Cámara de Amparo y Antejuicio, en el cual está impulsando un nuevo Código Procesal Laboral, y esto es de suma importancia, es necesario, y es justo, que al trabajador se le resuelvan sus problemas en un plazo prudencial, es por eso que se pretende la oralización, una oralización completa del juicio ordinario laboral, si bien es cierto en la actualidad existe tal oralización, sabemos que dicha oralización es parcial, que no se lleva a cabo de una manera rápida como debería de ser, es por eso que aplaudo la iniciativa de mis compañeras y compañeros, y la apoyo en todo su esplendor; y para concluir este eje de trabajo, se fortalecerán los juzgados civiles y mercantiles, con el objetivo de minimizar la conflictividad que surja entre los sujetos personales y entre comerciantes, para que se resuelva de una manera pronta y cumplida, y sobre todo transparente, la controversia que surja entre particulares y entre empresas mercantiles, lo cual dará una certeza jurídica para que nuevas inversiones vengan a nuestro país al constatar que existen normas claras para solventar problemas.

Es también preocupación, no de mi persona, sino de todos los que integramos la Corte Suprema de Justicia, la implementación de Juzgados de Ejecución Penal, para que aquellas personas que ya han cumplido con sus penas, alcancen la ansiada libertad y puedan regresar a sus casas, de conformidad con el artículo 19 constitucional, ya rehabilitados, para que puedan regresar a una sociedad y que ésta les reciba para incluirlos dentro de la misma, y esto nos permitirá que las cárceles ya no estén tan abrumadas como se encuentran en este momento, es interés de nosotros promover la creación de estos juzgados de ejecución, que resuelvan la situación de estas personas, para que alcancen lo que todo hombre anhela, su libertad y su reinserción a una sociedad justa.

Otro de los aspectos fundamentales que ha sido preocupación de esta magistratura, es la mora judicial, y juntamente con mis compañeros magistrados, agradezco su dedicación, nos hemos propuesto que esta mora judicial ya no sea un lastre en la sociedad guatemalteca, ni que castigue al ser humano, lucharemos de todas formas para evitar esa mora judicial que tanto afecta a las familias guatemaltecas.

2. Fortalecimiento administrativo con énfasis en la gestión pública e innovación tecnológica: En este aspecto se continuarán impulsando los diversos modelos de gestión orientados bajo los principios de la administración pública, así como se promoverá la estandarización de procesos, procedimientos y funciones, con la finalidad de priorizar los recursos financieros, temporales y humanos, de acuerdo a las necesidades del país.

3. Rendición de cuentas, transparencia y acceso a la información pública: La lucha contra la corrupción y la impunidad es fundamental, y será prioridad en mi gestión al frente de este alto Organismo de Estado, siendo la rendición de cuentas, uno de los pilares elementales de mi plan de trabajo, el cual está orientado a continuar fortaleciendo los mecanismos de comunicación, confianza y legitimidad entre el Estado y la población guatemalteca que tanto lo requiere y lo necesita.

En este sentido los medios de comunicación juegan un papel determinante como intermediarios en el proceso de informar a la población, de lo que se hace y de lo que se dice, si es una realidad que se cumplen esas promesas y esa inversión de una manera clara y precisa.

A la ciudadanía, a todo el pueblo, les invito a confiar en el Organismo Judicial y en la Corte Suprema de Justicia, así como a hacer uso de los mecanismos de acceso a la información pública, garantizando así, una relación de transparencia y comunicación asertiva. Mi gestión presidencial, será de puertas abiertas, en la cual informaremos a la población de los avances importantes en materia de justicia.

4. Coordinación Interinstitucional y Cooperación Internacional: El Organismo Judicial ha logrado avances significativos en el ámbito jurisdiccional y en el ámbito administrativo, sin embargo, no podemos ocultar la verdad y sabemos que falta mucho por hacer, y es por ello que esta tarde invitamos a toda la comunidad internacional, para que nos apoye en esta ardua labor que realizamos en beneficio de este pueblo que merece vivir en paz, y que merece vivir con justicia.

Quiero expresar mi compromiso a desempeñar el puesto de Presidente del Organismo Judicial y de la Corte Suprema de Justicia, con irrestricto apego a lo establecido en la Constitución Política de la República de Guatemala, así como lo plasmado en las leyes nacionales e internacionales en las cuales Guatemala es parte.

El llevar a cabo esta gestión presidencial, representa realmente un desafío, y es un gran reto para todo el Organismo Judicial y para la Corte Suprema de Justicia, tomando en cuenta las limitaciones económicas existentes, el tema presupuestario actualmente es deficitario, no es acorde a las grandes necesidades y a las expectativas de la población.

También quiero esta noche, dirigir unas palabras a la gran familia del Organismo Judicial, a todos aquellos que desempeñan una labor por llevar paz a la sociedad guatemalteca, a través de la aplicación de las leyes vigentes con ética, con moral y con prestancia.

A mis colegas Magistradas y Magistrados de la Corte Suprema de Justicia, les reitero mi compromiso con el impulso de la justicia en todo el país, reiterándoles mi apoyo incondicional en el impulso de acciones que sean de beneficio colectivo, así como a actuar de manera coordinada en favor de nuestra amada Guatemala.

En este sentido, también quiero exhortar a los Jueces, Juezas, Magistrados y Magistradas, a continuar el trabajo comprometido, el que han realizado hasta el momento, actuando en observancia de los principios éticos, en procura de la consolidación del Estado de Derecho y del régimen democrático. Permítanme también dirigirme a los operadores de justicia, aquellos oficiales y notificadores que hacen llevar a los sujetos procesales el conocimiento de aquellas resoluciones judiciales que han emitido los órganos para solventar su situación, de igual manera al personal administrativo. Les insto a todos y a cada uno de ustedes, a ser garantes de la legalidad en el país, y a sumar esfuerzos en aras de prestar un servicio con calidad y con calidez humana, no olvidando, y pidiéndoles a todos y cada uno de ustedes, que traten a otros como quisieran que les traten a ustedes.

A las instituciones públicas y países amigos, les invito a unificar esfuerzos en aras de impulsar mecanismos sostenibles de trabajo, que permitan el acceso a la justicia, para que esta justicia llegue a los lugares más recónditos de nuestro país, tomando en cuenta las características que nos constituyen como Nación.

A los Medios de Comunicación, quiero reiterarles que las puertas del Organismo Judicial están abiertas, a fin de brindarles la información que será trasmitida a la población de manera objetiva y de manera veraz.

A la sociedad civil y población en general, quiero reafirmarles mi compromiso de trabajar con transparencia por un mejor país, en el cual se privilegie el respeto a la ley, a los derechos humanos, y en procura del desarrollo integral de toda persona, de todos los guatemaltecos y todas las guatemaltecas.

Por tanto, con la ayuda de Dios y con buena fe, podremos llevar a cabo grandes proyectos, que hoy nos parecen inalcanzables e imposibles, los cuales se harán efectivos con la ayuda de todos los sectores que conforman esta gran Nación que se llama Guatemala, esta gran nación que llevamos dentro de nosotros, que vibramos por ella y auguramos para todos los guatemaltecos y guatemaltecas un mejor futuro y un mejor país, les recuerdo que hay mucho qué hacer en aras de construir este país que anhelamos y merecemos.

Quiero dejar en su corazón el siguiente pensamiento "Debemos juntos pedir al creador que fluya el derecho como el agua, y la justicia como un arroyo inagotable".

Que Dios les bendiga
Muchas Gracias.