El objeto del SAI es brindar atención integral, orientación psicológica y apoyo a las víctimas/sobrevivientes antes, durante y después del proceso judicial. Es a través del SAI que se localiza a la agraviada para brindarle la atención integral.

La atención a las agraviadas debe ser con calidez, prontitud y empatía en un ambiente adecuado y cómodo.

Gracias a este acompañamiento se ha logrado

  • Prórroga y ampliación de medidas de seguridad de acuerdo a cada caso en particular.
  • Asistencia y participación de las agraviadas en las audiencias de un 90%.
  • Recomendación de pensiones alimenticias provisionales con base a las necesidades económicas que presentan.
  • Revocación de medidas sustitutivas con base a la información de las agraviadas.
  • Reconocimiento por parte de las agraviadas de la violación a sus derechos.
  • Motivación a las agraviadas a romper el círculo de la violencia.
  • Resguardar la integridad de la agraviada en el momento de la audiencia al bloquear la visibilidad por medio de un biombo.
  • Atención a los niños en una sala amueblada y equipada especialmente para ellos, en donde quedan al cuidado de niñeras y de una profesional encargada durante las audiencias y sesiones con las profesionales.
  • Motivación a las víctimas/sobrevivientes a que inicien con nuevos proyectos y continúen con su vida.

También se llevan a cabo Núcleos de Apoyo, los cuales se llevan a cabo cada dos meses –en promedio- y la dinámica consiste en invitar a las usuarias de los Órganos Jurisdiccionales especializados y compartir un tiempo dónde se puede escuchar el testimonio de una agraviada invitada, como ella ha salido adelante después del proceso y recibir un taller de autoestima, manejo de emociones e inteligencia emocional.

Para ponerse en contacto con el Sistema de Atención Integral a la Víctima, dirigirse a la sección de Contáctanos, llamar o acercarse a los Órganos Especializados o enviar un correo a justiciadegenero@oj.gob.gt